martes, 18 de diciembre de 2012

Un circulo más grande


Carmen lloraba sin consuelo, sentía que el mundo se le venia encima y deseaba con todo su corazón sentir un abrazo sincero de alguien que la amara de verdad, ella sentía la necesidad de llorar, así que se dirigió a su rincón de oración y le pidió a Dios que esa noche de dejara ver su rostro,
Carmen sollozaba y gemía sin consuelo y le hablaba a su padre celestial como si le estuviese palpando
 –Quiero que me abraces, necesito sentirme segura, sentir tu amor, aún que sé que me amas más de lo que me imagino y a veces se me olvida porque no te veo cara a cara, pero sabes quiero que nunca se me olvide, necesito aprende que cuando me sienta excluida de un grupo debo hacer uno más grande e incluir a los que me excluyeron en el grupo, (me siento tan enojada que quiero sientan el mismo rechazo de mi parte al igual que como ellos una vez me rechazaron) Carmen sintió una paz y tranquilidad que inundó su corazón y mente,  en ese momento sintió una voz que le hablaba a su corazón
-Ámalos como yo te amo a ti, sabes te amé primero y aún  cuando me dejabas fuera de tu vida, aún cuando te olvidabas me mi sacrificio por ti, aún en esos momentos te amaba más, y nunca pensé en dejarte sufrir.
-Pero tú eres Jesús
-Y tu Carmen mi hija, mi princesa, la luz de mis ojos; sabes aunque no lo pienses “TU PUEDES” te creé con la suficiente valentía y fuerza para soportar esas pequeñas dificultades, pero tienes que aprender a pagar el precio, tienes que amarme más, dar más, olvidarte de tu entorno de lo que no te hace crecer; tengo años esperando a que te decidas a cambiar, tengo planes contigo, tengo personas que dependen de ti, y mientras tu duermes y lloras por pequeñeces, ellos mueren sin escuchar lo que hice por ellos, y el amor que les tengo,
-Pero aquí estoy!, ¿Qué Hago?
- No aún  no estas, has olvidado como salir, como hacer lo que te envíe, te has acomodado a la vida que vives, y se te ha olvidado para que naciste, para que te cree, porque estas aquí, tu espejo esta empañado y yo quiero limpiarlo, quiero que realmente decidas cambiar y olvidarte de lo que los demás digan o piensen de ti y concentrarte en lo que yo digo y pienso de ti. Te amo y no te dejare ni te desamparare, y aunque tu padre y tu madre te dejaren con todo eso yo te recogeré y cuidare de ti.
-¿Cómo lo hago?
-Tienes en tus manos un manual, y el tiene la respuesta al problema que tienes enfrente, úsalo bien y el te ayudara a resolverlo. 2 Corintios 12:09
Recuerda siempre,TE AMO Y ESPERO POR TI
-Gracias Señor

Princesa